El cambio es aprendizaje. Cuarentena en una isla

18 de enero de 2021

Experiencia y reflexiones de nuestra CEO

El 2021 será un año cargado de grandes aprendizajes, tal como lo fue el 2020, año que no olvidaremos jamás.

Para mi, el 2020 fue un año de duras pruebas a nivel personal y profesional. No obstante cuando hago el balance fue positivo, después de muchos años viajando constantemente por compromisos de trabajo, el destino me llevó a quedarme en una isla en el caribe.

Vine a visitar a mi hija y a tomar unas vacaciones y a los pocos días, inició en Latinoamérica paulatinamente la cuarentena que ya todos conocemos, por lo que la isla fue cerrada. Solo tenía un equipaje con ropa de playa y por supuesto mi computadora, que nunca falta.  

A partir del 19 de marzo mi vida cambió drásticamente 

Las vacaciones habían terminado, era tiempo ahora de adaptarme a un nuevo modo de vida, de continuar la operación de Henka bajo circunstancias retadoras y completamente distintas a lo que acostumbraba. 

Como líder de Henka cuyo propósito es facilitar la adaptación al cambio de las organizaciones y su gente, esta fue la mejor manera de probar todo lo que pregonamos. Tenía que poner en práctica primero yo como líder y luego mi gente, para poder acompañar a nuestros clientes y mi familia en este cambio que quizá será el más complejo y retador de nuestras vidas.

El cambio es aprendizaje y sin duda por eso el 2020 para mi es el año en el que tuve la oportunidad de:

  • Aprender a gran velocidad
  • Enfocarme en lo que verdaderamente tiene valor
  • Desarrollar aún más la empatía
  • Aprovechar el tiempo para aprender
  • Reflexionar, estar con mi familia  y con Dios.
  • Tomar decisiones asumiendo riesgos en un entorno con mucha incertidumbre.

Mi gente, tuvo grandes desafíos

Como consultores internacionales se sometieron a situaciones complejas, aunque acostumbrados al trabajo a distancia, a algunos de ellos les tocó por su labor estar en proyectos en otros países, lejanos de sus hogares y vivir la cuarentena solos sin sus familiares. La mayor presión fue la salud del equipo, mental y física y  continuar los proyectos acompañando a nuestros clientes a seguir adelante con la  confianza de que si se puede a pesar de las circunstancias. Desaprender y aprender  así como innovar a gran velocidad fue el factor del éxito.

Tener mi mente productiva enfocada en una visión  de futuro, me permitió  salir adelante y levantarme todos los días a luchar para lograrla, este cambio me ha permitido desarrollar aún más mi capacidad para asumir riesgos y tomar decisiones,  buscar alternativas de solución consciente de las limitaciones y retos, no solo los de Henka y mi familia, sino también de mis clientes.

Me permitió tener el tiempo para reflexionar y cuestionarme si  lo que venimos haciendo tiene que cambiar, mejorar o transformarse. Me concentré en comprender las necesidades que estaban surgiendo para innovar en productos y servicios. Eliminé lo que ya no tiene vigencia, lo que no agrega valor; para así, maniobrar de manera más rápida y eficiente. Profundicé la sinergias con nuestros aliados y asociados, hoy más que nunca el dicho dedícate a lo que eres bueno y delega todo lo demás, está presente.

Sin duda el 2020 fue un entrenamiento para correr el maratón 2021, hoy más que nunca en Henka estamos preparados para ofrecerles a nuestros clientes, aliados  y a la sociedad, nuestro acompañamiento, prácticas y herramientas que los ayuden a fortalecer sus capacidades organizacionales y personales para afrontar, gestionar los cambios y las transformaciones que exige el nuevo mundo en que vivimos. 

Henka Contigo 

Este 2021 queremos estar más cerca que nunca de nuestros clientes, aliados y comunidad de conocimiento en línea. En este video te contamos cómo en Henka acompañamos a las organizaciones a cambiar y crecer, surfeando la ola del cambio con éxito. 

 

Raquel Zambrano

@HenkaConsulting

Socia fundadora y CEO de HENKA

Ver todas las entradas de Raquel Zambrano