Desde adentro: ¿Cómo hacer que los cambios complejos sean exitosos?

11 de octubre de 2018

¿Conoces la teoría alegórica del Jinete y el Elefante? ¡Te contamos de qué trata!

A lo largo de nuestra vida, experimentamos muchos cambios que nos impactan (positiva o negativamente) por lo que no estamos exentos de vivir situaciones que modifiquen nuestro estatus quo.

No solo en el ámbito personal, sino también en el profesional somos “víctimas” del cambio, sin embargo podemos afirmar que existen cambios más o menos difíciles de afrontar o adecuarse que otros. Por ejemplo, la reestructuración de mis funciones en el lugar de trabajo por una nueva herramienta tecnológica o gestionar el seguimiento de mis tareas en la nube son cambios significativamente más difíciles de afrontar, que elegir otro sillón en el cual sentarse el próximo día en la oficina. Estos grandes o complejos cambios, son los que consideraremos para nuestro análisis, por lo que surge la pregunta ¿cómo podemos afrontarlos?

Para Estanislao Bachrach, el cambio siempre va a “doler, incomodar o molestar” y no hay manera de que esto no ocurra así, y una de las maneras más efectivas de lograr que el mismo se ejecute, es que se haga algo “personal”, es decir, que la organización que se encuentra llevándolo a cabo sea capaz de hacer que sus colaboradores cambien “desde adentro”, entendiendo la convergencia de la parte racional que les brinda guía y la parte emocional que les motiva. Ahora bien, ¿cómo lograremos esto?

El Jinete y el Elefante

Chip y Dan Heath nos hablan que, para gestionar el cambio especialmente los más difíciles, debemos tomar en cuenta la teoría alegórica del Jinete y el Elefante. En ella, nos cuentan que todos los seres humanos tenemos una dicotomía entre la parte racional y planificada, que es nuestro “Jinete” y la parte emocional e instintiva que es el “Elefante”.

Imaginemos por un momento al Jinete racional y estructurado intentando dirigir al Elefante emocional que tenemos; muchas veces, el Jinete puede controlarlo guiando su camino, pero esto ocurre por un corto período de tiempo ya que, cuando la bestia de seis toneladas se deja llevar por sus impulsos, no hay Jinete que pueda con ella. Para estos autores, esto es justamente lo que ocurre, especialmente, en los procesos de cambio: la lucha entre nuestra razón y la emoción.

Para poder abordar y gestionar un cambio de manera exitosa, es necesario proveer claridad a nuestra parte racional (al Jinete) con hechos; acciones concretadas por hacer, fechas específicas de entregas, resultados esperados del cambio, etc. y también motivar a nuestra parte emocional (al Elefante) con frases, comparaciones, alegorías que inviten a la reflexión, muevan la fibra de las personas y creen un sentido de urgencia, claramente relacionadas con el cambio que se está implementando.

El efecto del entorno y cómo transitarlo

Por último, una vez que logramos dirigir al Jinete y motivar al Elefante, es necesario lo que ellos llaman “Allanar el camino” por el cuál transitarán. Muchas veces los cambios que parecen difíciles no lo son por temas inherentes a las personas, sino por la situación o entorno que les rodea, por ejemplo, una persona será más propensa a gestionar sus archivos en la nube como parte de la Transformación Digital o Tecnológica de su empresa, si cuenta con los recursos (equipos adecuados, internet de alta velocidad, una interfaz amigable) y el ambiente para ello (poder conectarse desde cualquier lugar, incluso fuera de la oficina y con cualquier computador).

Si por el contrario, no dispone de un internet veloz, no puede conectarse desde afuera de la oficina y, adicional, viaja constantemente por trabajo y su jefe le presiona que cumpla con sus tareas (sin poder acceder al sistema), estamos totalmente seguros que no transitará la autopista del cambio efectivamente. Allanar el camino es “facilitarle el viaje al Jinete junto al Elefante. Crear una pendiente pronunciada y darle un empujón eliminando la fricción en el camino”(Pp. 198) y esto se logra, concretamente:

  • Modificando el entorno: al cambiar la situación, cambia el comportamiento.
  • Creando hábitos: buscar la manera de crear nuevos hábitos de comportamiento en la empresa.
  • Aprovechar la fuerza de grupo: el comportamiento es contagioso, cuando se logra el deseado, se debe ayudar a expandirlo.

En resumen, para lograr cambios difíciles, no olvides darle claridad al Jinete, motivar al Elefante y Allanar su camino.

Fuentes consultadas:

  • Heath, D. & Heath C. (2011) Switch: cómo cambia las cosas cuando el cambio es difícil. Planeta: Barcelona, pp. 85-110.
  • Estanislao Bacharach (2017) Conferencia en ADP ZONE. Recuperado en línea de: https://www.youtube.com/watch?v=AAaxYR68hoQ

Hacemos del cambio un lugar seguro

En HENKA, contamos con prácticas, metodologías  y herramientas aterrizadas que te permitirán gestionar efectivamente el cambio en procesos de Transformación Digital, Cultural y Tecnológico. Escríbenos a: info@henkaconsulting.com para conocer más.