desafíos de transformación 2019

Desafíos de Transformación para el 2019

4 de febrero de 2019

El gran reto es ir a la velocidad del cambio, desarrollando las capacidades internas necesarias para trasformar el negocio disminuyendo los riesgos.

Un nuevo año siempre nos lleva a replantearnos nuevos objetivos y nuevos proyectos. El contexto en el cual se desenvolverán las organizaciones seguirá siendo un reto para sus líderes, por su dinamismo, incertidumbre y complejidad, lo que representa para todos un desafío.

A finales del año 2018 e inicios de 2019, tuve la oportunidad de hacer mi recorrido por los países en los cuales HENKA tiene presencia, con el fin de compartir con nuestros clientes, asociaciones, aliados y expertos, para conocer su visión  sobre hacia dónde se enfocarían las organizaciones para este año y cuáles serían sus principales retos.

Uno de los aspectos positivos es que comprenden que no se deben repetir las recetas anteriores, ya que los cambios del entorno son cada vez más rápidos, impactando la capacidad de las organizaciones de responder de manera proactiva y anticipada.

La Transformación Digital está en boca de todos

La mayoría de las organizaciones, cada una a su manera -ya que no hay una receta única- están preparándose o trasformando sus modelos de negocio. Existe la convicción de que la tecnología nos ofrece más que nunca, oportunidades para desarrollar la inteligencia del negocio y su capacidad de centrarse en el cliente.

Hay áreas como marketing o sectores que van más rápido que otros, el sector bancario, telecomunicaciones, retail y turístico, son algunos ejemplos, quizás por ser sectores más competitivos.

El sector educativo dependiendo del país tiene un grado de madurez diferente y está dando pasos muy importantes para cambiar y actualizar su oferta académica y ofrecer una experiencia diferente al estudiante y soportarla por la tecnología.

Sin duda alguna la velocidad del cambio de la empresa, remarca la necesidad de mantenerse o sobrevivir ante una competencia cada vez más feroz por captar y mantener clientes que tienen muchas opciones para escoger.

El gran reto es ir a la velocidad del cambio, desarrollando las capacidades internas necesarias para transformar el negocio disminuyendo los riesgos financieros y operacionales.

Cuando hablamos de los retos y principales barreras del cambio, quiero resaltar 7 aspectos que   están impactando la velocidad del cambio de las organizaciones.

  1. No existe una visión compartida, de todos los niveles de la organización sobre la visión y el camino a seguir, al cual se desea llegar con el proceso de transformación, lo que genera dudas, rechazo y en otros casos poco compromiso e incredulidad en el proceso.
  2. Los líderes no tienen las competencias adecuadas para guiar el proceso de transformación, tienden a ser más operativos que estratégicos, resolviendo los problemas del día a día, lo que impacta su tiempo para aprender y dedicar tiempo a la transformación
  3. Falta de sentido de urgencia, el proceso de toma decisiones principalmente no va a la velocidad del cambio.
  4. El diseño de las estructuras organizativas alimentan el trabajo en silos, donde cada quien “cuida su parcela” y el enfoque es más funcional que de visión de procesos.
  5. La cultura organizacional poco orientada al cliente y a trabajar de manera colaborativa, poco flexible para adaptarse al cambio
  6. Las áreas de apoyo como Tecnología, Recursos Humanos y Procesos,  juegan un doble rol en el proceso de transformación y en muchos casos no están preparados y no cuentan con los recursos humanos y tecnológicos para soportar el proceso y atender la operación del día a día.
  7. El conocimiento está centrado en unos pocos y no existen estrategias de gestión de conocimiento que permitan adquirir, transferir y aplicar el conocimiento con la velocidad que se requiere.

Lo más retador es llevar adelante este proceso de transformación en el escenario mundial, que se prevé no es muy alentador, donde los expertos hablan de inestabilidad política, recesión y desaceleración de las economías  más importantes del mundo.

Por supuesto Latinoamérica seguirá moviéndose en arenas movedizas y en un clima muy turbulento que impactará a las organizaciones.

Ante este escenario, en HENKA nos permitimos recomendar:

  1. Lograr la alineación y el compromiso del nivel directivo y gerencial con el proceso de transformación.
  2. Focalizarse en lo importante y que verdaderamente aporte valor al cliente.
  3. Aplicar estrategias que permitan acelerar la velocidad de la organización, eliminando todos aquellos procesos burocráticos y desarrollar las competencias para moverse ágilmente.
  4. Dedicar tiempo a pensar estratégicamente y lograr un equilibrio adecuado entre el día a día y el proceso de cambio.
  5. Estimular la innovación, el trabajo colaborativo, la comunicación transversal y horizontal, el deseo de aprender y lograr resultados con sentido de urgencia.
  6. Captar y desarrollar el talento para llevar adelante la transformación, implantando estrategias de Gestión de Conocimiento que aseguren la alineación, transferencias, y aplicación del conocimiento para aportar en los resultados del negocio.
  7. Realizar las inversiones en tecnología y también en la Gente que hará uso de esa tecnología y es quienes hacen que las cosas sucedan.
  8. Desarrollar las capacidades y competencias para gestionar el proceso de trasformación de manera planificada y con visión sistémica
  9. Considerar a las áreas de Tecnología, Recursos Humanos y Procesos como aliadas del negocio con un rol más estratégico, fortaleciendo las competencias, recursos y la tecnología que les convierta en áreas mas estratégicas y menos operativas
  10. Gestionar continuamente el proceso de cambio, mitigando y eliminado las barreras y generando un clima de confianza y proveyendo las herramientas necesarias  al personal para que actúen de manera comprometida y abierto a los cambios
  11. Medir la evolución del proceso de transformación y dar a conocer las ganancias tempranas
  12. Por último y no menos importante, reforzar los valores y el ADN de la empresa así como la ética profesional y el aporte a la sociedad

Espero que de alguna manera mis reflexiones  y recomendaciones, les aporten un granito de arena a alcanzar sus objetivos del 2019.

Por último, hay dos formas de ver este panorama: con una visión poco alentadora y otra visión optimista, que permita ver el momento como una oportunidad de aprender, innovar y aportar valor.

Este año, desde HENKA continuaremos con ustedes aportándoles nuestra experticia, mejores prácticas, soluciones flexibles e innovadoras y lo más importante nuestro acompañamiento y compromiso para lograr el éxito de su transformación.

Hacemos del cambio un lugar seguro

 

Raquel Zambrano

@HenkaConsulting

Socia fundadora y CEO de HENKA

Ver todas las entradas de Raquel Zambrano