Cruella, sinónimo de disrupción y cambio

22 de junio de 2021

Los actos de Cruella son apasionados y agresivos configurándose en un movimiento por desterrar la concepción vigente de la moda

Cruella es la nueva película live action de Disney en la que nos relatan la historia de una de sus villanas más terroríficas. El personaje fue introducido por primera vez en la película animada One Hundred and One Dalmatians (101 Dálmatas) donde la dieron a conocer principalmente por su pasión desenfrenada por la moda, el glamour y la piel de los dálmatas. Sin dar muchos detalles sobre su pasado.

En esta nueva adaptación es el caso contrario, pues la historia viene de la voz (en Off) de la propia Cruella, quien nos va narrando cómo desde su niñez se sintió atraída por la moda (y los problemas) hasta sus inicios como una reconocida diseñadora de modas.

Cruella es el seudónimo que adquiere Estela (El nombre original del personaje) para connotar su parte más rebelde, irreverente y anti status quo. Y que con el desarrollo de la historia va adquiriendo cada vez más fuerza hasta convertirse en una segunda identidad alimentada por las ambiciones, el dolor y los miedos de Estela.

La disruptiva Cruella

Estas características de la personalidad de Cruella fueron las que me llevaron a asociar y a considerar al personaje como un símbolo del Cambio per se. Pero un determinado tipo de cambio: Los cambios pueden ser paulatinos o progresivos; como quien va realizando diariamente ejercicios y comiendo saludablemente para bajar de peso o algún valor como los triglicéridos para mejorar la salud. O pueden ser disruptivos y/o agresivos; como una nueva tecnología que desplaza y deja obsoletas a las otras o las medidas restrictivas que provoca una pandemia mundial.

En este sentido, los actos de Cruella por posicionarse como el futuro de la moda son apasionados y agresivos configurándose en un movimiento por desterrar la concepción vigente de la moda por una nueva era con su visión, diseños y respectiva dosis de locura.

Por ende, Cruella es una representación del tipo de cambio disruptivo que deja a muchos atónicos y desconcertados. Cuya estrategia se podría resumir en una frase: ¡O corres o te encaramas!

No obstante, también hay un aspecto muy importante a destacar y es que detrás de todo cambio hay una fuerza e intención de provocarlo; en el caso de Cruella cada acto y presencia está fríamente calculado buscando llamar la atención opacando su principal némesis e impulsando su marca en la sociedad.

Liderazgo y estrategias de Gestión del Cambio 

Es así como podemos ver a Cruella utilizando varias estrategias que toda persona o profesional interesado en impulsar y liderar grandes cambios en su entorno debería conocer:

  • Establece un sentido de urgencia: Estela adopta la imagen de Cruella por un gran motivo y lo sabe transmitir y dejar muy en claro.
  • Forma una coalición líder-equipo: Cruella es el cerebro de la operación, pero ninguna de sus proezas se llevarían a cabo sin contar con el apoyo de su fiel Gaspar y Horacio. 
  • Desarrolla una visión: La forma que logra Cruella de mantener amalgamado a su equipo es siempre recordándoles el fin último de cada uno de sus espectáculos.    
  • Comunica la visión del cambio: Cada acto de Cruella está planificando para tener un gran impacto mediático.
  • Faculta a otros: es cierto que Gaspar y Horario siempre están dispuestos a arriesgarse por Cruella, sin embargo ella requerirá de unas cuantas manos adicionales para sostener su iniciativa.
  • Celebra victorias tempranas e institucionaliza el cambio: como en un juego de ajedrez cada movimiento está en caminado a producir un Jaque Mate y las jugadas de Cruella no serán la excepción.

Las estrategias aquí descritas forman parte de los 8 pasos para gestionar el cambio de manera efectiva en las organizaciones sugeridos por John Kotter. Sin embargo, a partir de las similitudes identificadas en el film no es descabellado pensar que también pueden ser usadas en otros contextos.

Finalmente, en la historia de Cruella podemos apreciar la naturaleza del cambio desde dos posturas: La del emisario y la del receptor. Somos los emisarios del cambio cuando tenemos el rol de planearlos y producirlos haciendo uso de las estrategias mencionadas. Y somos los receptores del cambio cuando las condiciones de nuestras vidas así lo requiere y lo único que duda por hacer es adaptarnos o morir en el intento.

Hacemos del cambio un lugar seguro 

En HENKA acompañamos a las organizaciones y su gente, a adoptar  y gestionar efectivamente procesos de cambio y transformación organizacional, tecnológica, digital y cultural. Escríbenos a info@henkaconsulting.com para conocer más. 

Para ver más artículos de nuestro autor invitado, puedes ingresar aquí

Ricardo Granados

@

Autor Invitado

Ver todas las entradas de Ricardo Granados