Liderazgo Digital HENKA

Transformación Digital y las Competencias del Líder

18 de enero de 2018

Conoce qué es la transformación digital, su alcance y qué competencias deben desarrollar los líderes para construir organizaciones de vanguardia.

El entorno de caos y transformación que nos rodea es el más idóneo para los líderes competentes. Las organizaciones, en períodos de inestabilidad, dependerán mucho más de sus líderes que de los procesos estándar, debido a que será necesario tomar decisiones y en muchos casos, cambiar las reglas del juego antes de que las empresas queden obsoletas.

Para empezar a hablar acerca de la transformación digital y las competencias que requiere un líder para tener éxito facilitando la digitalización de su empresa, quisiera comentarles un par de historias:

El alcance de la transformación digital

Hace algunos meses iba en taxi al aeropuerto, cuando el conductor me contó que se había reencontrado con un buen amigo y lo había conseguido en un estado lamentable. Su amigo había perdido muchísimo peso, se veía ansioso y no lograba mantener la atención en la conversación: había quedado en bancarrota después de dos décadas de éxito manejando un negocio en Nueva York, como propietario de una flota de taxis. Como muchos emprendedores en la Gran Manzana, había empezado desde cero como inmigrante, con muchísimo esfuerzo.

En un traslado diferente, otro conductor entrado en años me contó que era militar retirado y que era experto en telecomunicaciones. Sin embargo, había sido entrenado en tecnologías, que según él, quedaron obsoletas hace ya más de una década, cuando debió cambiar de oficio, ya en edad de retiro.

Si no fuera porque escuché estos dos relatos, quizás pensaría que la transformación digital es un fenómeno empresarial que toca únicamente a las grandes empresas de los países más desarrollados. Pero estos relatos son latinoamericanos y nos permiten visualizar el impacto de la transformación digital a dos niveles, que son esenciales: el organizacional y el personal. A nivel organizacional, un emprendedor quiebra porque no pudo manejar el cambio disruptivo que introdujo Uber en su mercado. A nivel personal, un profesional con una formación altamente especializada ve como su experticia se vuelve irrelevante a través del cambio tecnológico y es forzado a trabajar en otro oficio, incluso durante su vejez.

¿Qué es la transformación digital?

La digitalización de las organizaciones es algo cada vez más evidente. Para algunos puede parecer otra moda más, una forma más aguda y prevalente de automatización. Sin embargo, la transformación digital se diferencia en tres aspectos fundamentales. En primer lugar, porque produce cambios en los entornos de negocio, creando relaciones comerciales que antes no existían. Es el caso de las plataformas digitales como Uber y AirBnB, que cambiaron disruptivamente la lógica de los negocios de alojamiento y transporte, creando nuevas relaciones entre clientes y proveedores. También ocurre con Spotify y Netflix, quiénes cambiaron la forma de consumir contenidos multimedia, mediante el modelo de suscripción.

El segundo aspecto yace en el uso intensivo de la información para generar negocios. La capacidad de analizar la información ha crecido sustancialmente, así como la facilidad para acceder a vastos volúmenes de datos. La combinación entre la difusión de herramientas cada vez más amigables y accesibles de análisis basados en inteligencia artificial y el Big Data ha cambiado la forma de tomar decisiones en los negocios y está por crear brechas considerables en términos competitivos.

El tercer y último aspecto, concierne a las relaciones personales y profesionales en el entorno digital. El trabajo en equipo, el manejo de la reputación y la necesidad/herramientas para aprender se dan de una forma muy distinta y aún está por cambiar definitivamente. Las soluciones de ofimática en la nube, las facilidades actuales para videoconferencias, la omnipresencia de las redes sociales y los cambios en los modelos educativos han sentado las bases para que la lógica de las relaciones humanas cambie de forma radical.

Competencias del Líder para la Transformación Digital

El experto en liderazgo, Daniel Goleman afirma que la influencia es la capacidad determinante de un líder y está basada en su capacidad para gestionar sus emociones y las de los demás. Esto, sin duda, no cambiará con la transformación digital. Sin embargo, el líder requerirá demostrar, adicionalmente, un conjunto de capacidades complementarias, que implican un cambio de roles y de la forma tradicional de manejar las organizaciones.

1. Tecno-parlante

Todo líder debe entender los conceptos básicos de las tecnologías de la información y comprender el impacto potencial de las mismas en su negocio. No será suficiente leer algunos libros o asistir a seminarios con cierta frecuencia. El líder que se desenvuelve en un entorno digital necesitará confiar en expertos más jóvenes que él, tener la capacidad para preguntar hasta comprender lo necesario. Ningún área de experticia ni negocio está aislado de las TICs y ningún líder debe estarlo tampoco.

2. Coraje para innovar

Esta es una competencia identificada por los expertos en Innovación Jeff Dyer, Hal Gregersen y Clayton Christensen, en su libro: El ADN del Innovador. Cuando los paradigmas de los negocios están en proceso de transformación es necesario asumir riesgos de forma calculada, aunque nunca con toda la información necesaria. Este coraje implicará muchas veces destruir negocios tradicionales, alterar estructuras de poder e invertir en nuevas tecnologías.

3. Gestión del aprendizaje

Sin duda, el líder actual debe aprender más rápido y de temas más complejos que sus predecesores. Pero con su aprendizaje no será suficiente, también deberá promover el aprendizaje en sus equipos de trabajo y en toda la organización. Para ello, será indispensable que promueva la experimentación y el aprendizaje informal, tenga criterio para priorizar las actividades de formación y esté muy cerca de los expertos en capacitación dentro y fuera de su organización. Como base de esta competencia, el líder debe desarrollar la capacidad de monitorear de forma permanente sus puntos ciegos, tanto mediante la reflexión personal como de la retroalimentación de otros.

4. Manejo de relaciones digitales

La construcción de una marca personal, en conjunto con la selección y promoción de herramientas colaborativas son una responsabilidad tradicional del líder que cobra mayor relevancia en el marco de la transformación digital. El manejo convencional de la reputación, junto con el dominio de las conversaciones son una buena base para gestionar las relaciones apalancadas por las redes sociales y las herramientas colaborativas. En términos de relaciones externas, la diferencia yace en la visibilidad, escala y permanencia, tanto de los aciertos como de los errores. En cambio, al interior de la organización, la diferencia tiene que ver con relaciones menos jerárquicas, mayor libertad del flujo de conocimiento y más necesidad de iniciativa y autogestión por parte de los individuos para contribuir significativamente en diferentes proyectos en paralelo.

En definitiva, para asumir el reto de la digitalización, los líderes actuales debemos asumir la responsabilidad de cambiar, con una dosis equilibrada de humildad, visión y determinación, para construir organizaciones capaces de estar en la vanguardia, en un entorno cada vez menos predecible, más competitivo y complejo.

Yker Valerio

@ykervalerio

Gerente de Consultoría en HENKA

Ver todas las entradas de Yker Valerio