mindfulness para que sirve

Mindfulness: beneficios y cómo ponerlo en práctica

23 de agosto de 2018

Conoce qué es el mindfulness, sus beneficios y algunos ejercicios para practicarlo en tu vida diaria y puesto de trabajo.

¿Sufres de estrés en tu vida cotidiana?, ¿Tu mente no deja de pensar durante el día?, ¿Sientes preocupación constante por el futuro o angustia por las decisiones del pasado? Si estos pensamientos recurrentes afectan tu vida laboral y, aún peor, tu vida personal, te invito a seguir leyendo; tengo algunos consejos para ti.

En nuestro estilo de vida, vivimos continuamente a un ritmo vertiginoso, los días pasan rápidamente y casi no queda tiempo para concentrarnos realmente en lo que estamos haciendo en el momento presente. Desatención, estrés y desconcentración son algunos de los males que tenemos día a día y que no permiten que tengamos un rendimiento óptimo en nuestro sitio de trabajo y, mucho menos, en el ámbito personal.

Existe una disciplina que ha tomado mucho auge en las últimas décadas y que ha demostrado disminuir el impacto de las situaciones negativas que nos aquejan. Quiero hablarte del Mindfulness y contarte algunos ejercicios que puedes aplicar en tu entorno laboral para mejorar tu estilo de vida.

El aquí y el ahora

El término proviene de la palabra “Sati” del lenguaje Pali de la India, cuya traducción al inglés es Mindfulness. Si bien esta palabra anglosajona no cuenta con una traducción exacta al español, es definida en nuestro lenguaje como atención plena, momento presente, conciencia plena, entre otros.

Básicamente el Mindfulness o atención plena, es una práctica milenaria meditativa de origen budista, con más de 2.000 años de antigüedad. Su foco consiste en estar consciente del aquí y el ahora, es decir, estar “presente” en lo que estamos viviendo justo en el momento: lograr nuestra mente esté enfocada en el estado actual de la vida y evitando divagar en el pasado o en el futuro.

4 beneficios del Mindfulness 

Es una práctica relativamente “nueva” en el mundo occidental que, gracias a diferentes estudios científicos (entre ellos y uno de los más destacados: Reducción de Estrés Basada en la Atención Plena de Jon Kabat-Zinn), se han identificado muchos beneficios y quiero contarte algunos de ellos:

Disminuye el estrés y la ansiedad

Ya que practicarlo regula la producción de la hormona cortisol, que es liberada por nuestro cuerpo en situaciones de estrés. Si sufrimos de muchas situaciones de este tipo constantemente, nuestro organismo produce más de lo necesario y nos genera desequilibrios produciendo muchos efectos secundarios. Al practicar Mindfulness, nos encontramos en un estado de tranquilidad y calma lo que disminuye la producción excesiva de esta hormona.

Ayuda con el insomnio

Un estudio realizado en la Universidad de Utah, identificó que las personas que lo practican cuentan con un mejor control emocional y en el comportamiento durante su día, lo que conlleva a bajar la activación cortical por la noche y esto trae como consecuencia dormir mucho mejor.

Permite manejar las emociones

Como te comentaba en el párrafo anterior, permite un manejo o control de nuestras emociones y así impedir que estas se hagan con el control de nosotros. Las personas que practican esta disciplina tienen mayor tolerancia y aceptación hacia las emociones que experimentan a diario, pudiendo incluso manejar emociones difíciles como la pérdida de un ser querido o una ruptura amorosa, lo que les permite tomar mejores decisiones y sufrir menos.

Mejora la atención y concentración

Cuántas veces hemos llegado de la casa al trabajo y no recordamos cómo, o asistimos a una reunión en la oficina y al finalizar no recordamos sino el 30% de lo que se habló. Practicar la atención plena, nos permitiría incluso retener mayor información de las experiencias y momentos que vivimos.

Ahora bien, ¿cómo podemos poner en práctica esta disciplina?

Existen muchos ejercicios que varían según la complejidad y acá te recomiendo algunos que puedes realizar incluso en la oficina:

1-3 minuto de atención

Enfoca tu atención en la respiración. Si te cuesta mucho concentrarte en ella, coloca tu mano sobre el pecho u estómago (O en el lugar en el que sientas que tus pulmones suben) y enfoquémonos allí. Si nuestra atención se desvía o cruza algún pensamiento traigámosla nuevamente a nuestra respiración muy gentilmente. Este ejercicio es especialmente útil cuando nos sentimos sumamente estresados.

Cuenta hasta 10 concentrado en los números

Contemos del 1 al 10 y concentrémonos únicamente en los números que estamos contando. Para ello, cerremos nuestros ojos y contemos mientras respiramos lentamente. Esto nos ayuda a despejar la mente por unos segundos y estar concentrados en el presente.

Escáner de cuerpo

El Body Scan consiste en concentrarse en diferentes partes del cuerpo y la idea es que nos tomemos unos minutos (hasta 3 minutos según nuestro nivel de experiencia en ejercicios de meditación) para enfocar nuestra atención cerca de 15 segundos en nuestros pies, luego en nuestras piernas, espalda y así hasta subir hasta la cabeza. De esta manera, lo que se busca es concentrarnos en las sensaciones que tenemos en cada parte de nuestro cuerpo y estar presente en el ahora.

Enfoca tu atención completamente en la tarea que realizas. cuando estés realizando alguna actividad en el trabajo, concéntrate en ella, solo en ella y verás como la realizas de manera más rápida y con mayor calidad que en “piloto automático”.

Déjanos saber en los comentarios: ¿has practicado el mindfulness? ¿qué otros métodos utilizas para mejorar tu desempeño en el trabajo?

Hacemos del cambio un lugar seguro

En HENKA, contamos con una oferta de talleres in company especiales para potenciar tu Desarrollo Profesional. También, contamos con un taller especial acerca de la Inteligencia Emocional y Resolución de Conflictos y Negociación.

Escríbenos a: info@henkaconsulting.com para conocer más