clima

¿Cómo está el clima en su empresa?

14 de octubre de 2013

Las personas son lo más valioso de una organización, pues son las que hacen posible los cambios. En este sentido, es fundamental generar las condiciones apropiadas para que den lo mejor de sí mismas.

Son cada vez más las empresas que se embarcan en el desafío de gestionar su clima organizacional. Y no es para menos, ¿sabe cuánto puede costar no tener un buen clima laboral en su empresa?

Lejos de ser una moda pasajera, la realidad es que las organizaciones se enfrentan cada vez más a presiones del entorno que les exigen alinear de manera adecuada la gente con otros pilares fundamentales de la organización: estrategia, procesos, estructura y tecnología.

Este no es un asunto de poca importancia, considerando que las personas constituyen lo más valioso de una organización; son las que hacen posible los cambios. Por lo tanto, generar condiciones apropiadas en el entorno laboral para que puedan dar lo mejor de sí mismas resulta fundamental.

El clima organizacional no es más que el medio en el que se desarrolla el trabajo del día a día. Surge de esa interacción diaria del individuo con los aspectos que conforman a la organización, se construye a lo largo de un periodo significativo de tiempo y es observable, medible y cuantificable.

Gestionar el clima organizacional demanda voluntad, esfuerzo y recursos. Por esto se plantea como un desafío en el que se hace necesario actuar proactivamente en crear y mantener las condiciones de trabajo que necesita la empresa para alcanzar los resultados.

El costo de no actuar

El clima organizacional siempre ha sido un aspecto importante para las empresas pues al generar emociones, sentimientos, percepciones en la gente e influir sobre su comportamiento sin duda alguna que impacta de manera importante el desempeño y, por tanto, en los niveles de productividad.

Diversos estudios han demostrado que ganar el compromiso de los empleados y brindarles el soporte adecuado tiene un impacto positivo en los ingresos y en la reducción de costos. Las organizaciones que generan mayor compromiso de los empleados, obtienen un crecimiento en sus ingresos mucho mayor que el de las que no lo generan.

La gente feliz es más productiva, asume mayores retos y es más perseverante.

y usted, ¿que está haciendo para mejorar el clima de su empresa?

 

Fuentes consultadas:

Revista Summa “El costo de no evitar un mal clima organizacional”

Listín Diario: ““Medir el clima laboral ayuda a retener la gente”

Martin Seligman, La auténtica Felicidad

 

Anabella Laya

@henkaconsulting

Gerente de Mercadeo, Consultora en Gestión de Cambio, Comunicadora Social

Ver todas las entradas de Anabella Laya