equipos2

9 claves para generar confianza en equipos de trabajo

20 de junio de 2016

Creer en alguien conlleva el convencimiento de que esa persona actuará con honestidad, integridad y veracidad. Lo cual también implica que dicha persona se considera consistente en cuanto a lo que piensa, lo que dice y lo que hace. Y por supuesto, lo que hace es veraz y confiable.

El término confianza tiene diferentes significados para diferentes personas.

En el contexto de un equipo o grupo de trabajo, conviene que los integrantes del mismo desarrollen un lenguaje común sobre lo que es confianza y cómo se puede mejorar la misma. Diferentes definiciones de diccionario relacionan la confianza con la integridad, honestidad, credibilidad, veracidad y fe en una persona.

En en entorno empresarial, la confianza se puede definir como… “la elección que hace una persona de creer en algo o alguien”.

Creer en alguien conlleva el convencimiento de que esa persona actuará con honestidad, integridad y veracidad. Lo cual también implica que dicha persona se considera consistente en cuanto a lo que piensa, lo que dice y lo que hace. Y por supuesto, lo que hace es veraz y confiable.

De manera que, para ser confiable y ganarse la confianza de otro la persona tiene que ser técnicamente competente en su campo de peritaje y actuar centrada en principios éticos y morales. Cuando vamos a un médico a tratarnos alguna enfermedad, por ejemplo, escogemos aquel que tiene dominio técnico de su área de especialidad y, además, es una persona honesta e íntegra. Ambos criterios tienen que darse para que confiemos en el médico.

Pero, ¿cómo logramos generar confianza en nuestros equipos de trabajo?. A continuación te presentamos 9 acciones para aumentar los niveles de confianza:

1. Asegúrate que cada integrante del equipo conozca sus patrones naturales de comportamiento y el de sus compañeros.

Una comprensión cabal de la forma de ser de las personas, ayuda a comprender por qué cada cual actúa como actúa y a reconocer que no hay deseos de perjudicar a nadie en los procesos de trabajo.

2. Sé consistente

En lo que piensas, comunicas y haces (walk the talk).

3. Sé cuidadoso en lo que te comprometes a hacer

Asegúrate que lo que acuerdas hacer es viable en el tiempo establecido. Una vez prometido o acordado, cumple al pie de la letra.

4. Involucra y ofrece participación, a las personas que se afectarán

O tendrán que asumir algún papel en la solución de un problema o en la implantación de sus decisiones. Esto constituye un acto de confianza.

5. Evita el micro-management

A mayor desarrollo, mayor apoderamiento (empowerment).

6. Comparte información. 

Mantén altos niveles de comunicación en ambas direcciones. Asegúrate que los mensajes pasan correctamente sin distorsión alguna.

7. Evita y desalienta la crítica negativa

Cuando tengas que hacer planteamientos o solucionar issues que involucran a otras personas, invítalas para que también estén presentes en las discusiones pertinentes y aporten a su solución.

8. Evita sorprender a tus compañeros

Trayendo a las reuniones de equipo problemas de sus áreas de responsabilidad sin antes haberlas discutido con ellos.

9. Brinda feedback